Prensa

EL MINISTERIO VUELVE A MANIPULAR EL SISTEMA DE INFORMACIÓN DE LA DEPENDENCIA

Imprimir Correo electrónico

11 de Febrero de 2016

El Observatorio de la Dependencia solicita a las Comunidades Autónomas y a los Grupos Parlamentarios en el Congreso que eviten este nuevo intento de ocultar información por parte del Ministerio que dirige Alfonso Alonso.

El nuevo sistema no incluye información tan básica como las altas y bajas que se producen, especificando sus motivos, los tiempos de espera para la resolución de las solicitudes, o los datos económicos de financiación del Sistema y del copago. Con ello se oscurece por completo información relevante, impidiendo constatar los efectos de los recortes que se han llevado a cabo en la actual legislatura

Esta nueva estructura y contenidos de la Estadísticas del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, con los datos de gestión que presentará el Ministerio en este mes, se basa en un acuerdo del año 2014 que aprobó la Comisión Delegada, en la que participan las Comunidades Autónomas. Pero los representantes de las Comunidades han cambiado desde mediados del año pasado, y desde entonces el Ministerio no cuenta con mayoría en esta Comisión. Quizás por ello se ha limitado a informar por carta a las Comunidades "para su conocimiento" de cómo serán publicados los datos correspondientes a este mes.

El Consejo Territorial rechazó la Evaluación del Sistema de Atención a la Dependencia en 2014 que presentó el Ministerio, por lo que está pendiente de rectificación y publicación en el BOE. Este rechazo de las Comunidades Autónomas se produjo porque la Evaluación no ofrecía los datos reales de gestión económica (aportación de las CCAA a través de certificado de gasto) o los datos de bajas en el sistema (solo se publican las altas) y otros dudosos datos de alguna Comunidad que en meses posteriores tuvieron que ser rectificados.

En la nueva propuesta, que no ha sido ratificada por los nuevos representantes autonómicos, se presenta prácticamente la misma información que ya fue rechazada por todas estas limitaciones, con nuevos gráficos y de forma absolutamente sesgada y tendenciosa para presentar una interpretación positiva del balance del Sistema.

Una vez más, el Observatorio de la Dependencia reclama que se haga efectiva la transparencia a la que todos los grupos políticos aluden en sus discursos, pero que brilla por su ausencia en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, y que se ponga en marcha un Sistema de Información de la Dependencia que permita conocer sus principales parámetros y que ofrezca información de alcance público, fiable y actualizado. Sería deseable que estos datos fueran elaborados con el concurso del INE y del CSIC.

El Observatorio ha solicitado además a las Comunidades Autónomas y a los grupos parlamentarios que pregunten al Ministerio cómo se ha seleccionado y cuanto ha costado la empresa a la que se ha encargado el nuevo Sistema de Información de la Dependencia.

Para más información: José Manuel Ramírez Navarro, Presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales

e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

El gasto local en Servicios Sociales y la amenaza e incertidumbre de la reforma local (un avance del índice DEC 2015 que se presentará a finales de enero 2016)

Imprimir Correo electrónico

1.000 M € es el recorte de gasto local en servicios sociales que se produjo al iniciarse la legislatura anterior y que se ha mantenido desde entonces (superior al 16%) En el conjunto del Estado, la gestión local de los servicios sociales supone aproximadamente el 27% del gasto territorializado La gestión local en Servicios Sociales en el conjunto del Estado se mantiene cercana a los 5.300 Millones de euros en los últimos ejercicios siendo su esfuerzo propio de 3.834 M€ ya que el resto (1.461 M€) lo recibieron como transferencia finalista de las CCAA. Al finalizar la legislatura anterior (2011) este gasto estaba en torno a los 6.200 millones, por lo que el severo recorte en gasto local en Servicios Sociales (superior al 16%) se produjo al iniciarse la legislatura 2012-2015 y se ha mantenido desde entonces, con una ligera recuperación del gasto a partir de 2014. En este contexto sigue generando una gran incertidumbre la aplicación de la Ley 27/2013 de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local auspiciada por el Ejecutivo del Partido Popular. En noviembre de 2015, el Secretario de Estado de Administraciones Públicas, Sr. Beteta, escribió a los todos los ayuntamientos una carta “interpretando” que la aplicación de la Disposición Transitoria Segunda de la LRSAL dependía de un supuesto nuevo pacto en materia de financiación autonómica. En un giro surrealista a esta cuestión, el Gobierno pretende suspender la aplicación de una Ley Básica del Estado ¡por la vía de una carta! Obviamente la incertidumbre sigue anclada en muchos gestores locales y autonómicos; la Ley 27/2013 no ha sido modificada y, a partir del 1 de enero de 2016, hay una buena parte de servicios sociales municipales que no se sabe si se deben seguir prestando o quién los pagará. La situación es rocambolesca y tiene su verdadero origen en que el Gobierno se comprometió a reducir el gasto local en servicios sociales en más de 3.000 Millones € (Plan Nacional de Reformas y Programa de Estabilidad 2015-2018) y ahora está comprometido con la Troika de forma que no puede reformar una Ley cuya aplicación real es imposible. Lo dice así de claro, sin eufemismos, no hablan de mejor gestión, ni siquiera de privatizaciones.

 

El ahorro en el gasto público local que el Gobierno espera conseguir con la LRSAL es lisa y llanamente, suprimir servicios. En el conjunto del Estado, la gestión local de los servicios sociales supone aproximadamente el 27% del gasto territorializado si bien se observan notables diferencias. La estimación del gasto local en servicios sociales puesto en riesgo por la LRSAL bien podría acercarse a los 2.600 Millones de euros; aproximadamente la mitad del gasto gestionado por las Entidades Locales en servicios sociales en todo el Estado. El Índice DEC demuestra que la mayor eficiencia en la gestión de los servicios sociales se produce en los territorios autonómicos que descentralizan buena parte de la gestión en los niveles municipales (ayuntamientos y diputaciones provinciales). Así considerado, es evidente que la Reforma Local pone en serio peligro la eficiencia de los servicios sociales prestados en los territorios de mayor descentralización. Se constata 2 que centralizar la gestión de los servicios sociales no sólo no contribuye a la estabilidad presupuestaria, sostenibilidad financiera o eficiencia en el uso de los recursos públicos, como argumenta en la Exposición de Motivos la Ley de Racionalización y sostenibilidad de la Administración Local, sino que además de ser socialmente negativa, sus efectos son antieconómicos, encareciendo la gestión del Sistema. Para despejar estas incertidumbres y permitir el necesario desarrollo de los servicios sociales en el ámbito local, es imprescindible aprobar con carácter urgente una resolución parlamentaria que anule las disposiciones de la Ley de Racionalización y sostenibilidad de la Administración Local que reducen las competencias locales en materia de servicios sociales, hasta tanto se apruebe la Ley General de Servicios Sociales que reordene las competencias del sector y su financiación, en el marco de unos derechos constitucionalmente reconocidos. Para más información: José Manuel Ramírez Navarro. Presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales

Más artículos...

Está aquí: Home Prensa