Demolición controlada de la Ley de Dependencia

Málaga, 28 de diciembre de 2012

 

Recortes en derechos y presupuesto que se manifiestan en las estadísticas oficiales del propio Ministerio y vaticinan que decenas de miles de dependientes morirán sin prestaciones o servicios de la Ley de Dependencia. Según los datos oficiales y la aplicación del demoledor Real Decreto-ley 20/2012 de 13 de julio, la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales destaca las siguientes evidencias para hacer balance del Sistema de Atención a la Dependencia en este año:

1º.- En este año el incremento de personas atendidas ha sido diez veces menos que en 2010, tan solo 18.944 beneficiarios nuevos, no manteniéndose la tasa de reposición en diez CC.AA y habiéndose reducido en 9.589 beneficiarios en los últimos cuatro meses. Durante 2010 el incremento de personas atendidas (saldo altas/bajas PIA) fue de 197.638 personas. El año siguiente -2011- fueron 83.427 las personas que engrosaron las listas de atendidos. La destrucción y total paralización del sistema es tan evidente que no merece que le dediquemos más cálculos.

2º.- Sabemos que al Ministerio le molesta mucho que se hable de desatención y de fallecimientos pero, considerando que en la actualidad hay en espera 230.203 personas con derecho reconocido, el dato de 18.944 incorporados en todo un año supone, a ese ritmo, una espera de doce años para atender la totalidad de expedientes acumulados. La presunta nueva "agilidad" (74.000 personas menos en espera) es sobre todo fruto de restringir el derecho a atención a las personas con dependencia moderada. (Reduce el "limbo de la dependencia" no porque se les atienda sino porque quita el derecho de atención a los moderados hasta el año 2015)

3º.- El Gobierno de Rajoy reconoce que ha recortado 835 millones de euros al sistema en 2012, eliminando la financiación del nivel acordado, reduciendo un 15% el nivel mínimo, un recorte crudelísimo del que han salido beneficiadas fundamentalmente las arcas del Sr. Montoro, mientras que a las Comunidades Autónomas se las sigue empujando al abismo de la imposibilidad de seguir prestando servicios y pagando prestaciones. En este año las aportaciones del ministerio no superan el 25% del total de los costes y para el año 2013 no llegara ni al 20%. (deslealtad institucional que se aleja de cumplir lealmente con una financiación paritaria (50%) entre las CC.AA. y la Administración General del Estado)

4º.- Otras medidas adoptadas este año son desalmadas y crueles con las personas al tiempo que son antieconómicas. Destacar como especialmente inútiles y sangrantes las siguientes: Se ha reducido a 450.000 cuidadores/as familiares la cuantía de las prestaciones económicas en un 15%, se ha suspendido la incorporación de dependientes "moderados" hasta 2015, se han incrementado las aportaciones de los usuarios y afectarán al patrimonio de las personas dependientes, se ha creado un plazo suspensivo de dos años para la posible retroactividad de las ayudas económicas, se ha suspendido la retroactividad de estas prestaciones para aquellas personas que ya se encontraban en situación generar derechos por las mismas, se han eliminado las compatibilidades entre servicios. Y se ha dejado sin cotización a la seguridad social en el convenio especial a 146.000 cuidadores/as (un 93% mujeres).

Rajoy cierra los ojos ante una realidad socio-demográfica evidente y apremiante. Y España pierde la oportunidad de invertir en uno de los poquísimos sectores con capacidad suficiente para generar empleo masivo, boyantes retornos fiscales y ahorro inducido en gasto sanitario y en prestaciones por desempleo. Además resulta una canallada dejar en la estacada a cientos de miles de personas en situación de dependencia y a sus familiares.

Más información: José Manuel Ramírez, Presidente ADYGSS e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Gráficos y Datos del Sistema de Información del Ministerio SSSI.

Está aquí: Home Prensa Demolición controlada de la Ley de Dependencia