Cada día el sistema perdió 346 beneficiarios

Málaga, 21 de abril de 2014

En el último mes, cada día el sistema perdió 346 beneficiarios. Hoy se atiende a menos personas que cuando Ana Mato fue nombrada Ministra.

Según los datos publicados (el Sábado Santo) por el Ministerio, el Sistema de Atención a la Dependencia ha perdido 10.720 beneficiarios en marzo. Todas las CC.AA presentan datos negativos y sin embargo el Ministerio insiste en alardear públicamente de mejoras en el sistema.
Resulta ya irrefutable, se mire por donde se mire, que el actual Gobierno ha destrozado el sistema de atención a la dependencia. Los últimos datos publicados arrojan un balance tan lamentable como –por desgracia- poco sorprendente ya que este Observatorio anunció sus sospechas de manipulación de los datos para favorecer el balance anual a finales de 2013 que, tarde temprano, tendría que adecuarse paulatinamente a la realidad so pena de resultar escandalosa la distorsión de los datos. De ahí que los últimos meses (y posiblemente los que vendrán) las cifras arrojen saldos negativos en casi todos los aspectos.
Mientras los responsables del IMSERSO se dedican con fanático denuedo a cocinar los datos y a elaborar interpretaciones tan interesadas como metodológicamente insolventes, no han podido ocultar que en el primer trimestre del año 2014, las cifras oficiales arrojan un decrecimiento neto de 16.722 personas. Es decir, en lo que llevamos de año, cada día se dejó de atender a 186 personas. La cifra total de personas atendidas asciende en estos momentos a 737.120 personas, cuando en diciembre de 2011 (recién llegado al gobierno el señor Rajoy) las personas atendidas eran 738.587. Actualmente se atiende a menos personas que cuando llegaron al poder.
En cuanto al número de personas con derecho reconocido, la cifra resulta aún más escandalosa ya que actualmente tendrían derecho a atención un total de 923.258 personas, cuando en diciembre de 2011 el número de personas con derecho a ser atendidos era de 1.044.528 (121.270 personas menos).
Como hemos indicado en repetidas ocasiones, el fenómeno de la desaparición de personas dependientes del sistema (reciban o no atenciones) tiene como consecuencia lógica la disminución de la lista de espera o "limbo" de la dependencia. Sin embargo, los responsables ministeriales se empeñan en tratar a las plataformas de afectados y a la comunidad científica y profesional como si fuéramos imbéciles, apuntándose repetidamente el tanto de la rebaja de la lista de espera con párrafos como el que sigue:

leer más y gráficos descargar pdf

Está aquí: Home Prensa Cada día el sistema perdió 346 beneficiarios