XX Dictamen del Observatorio de la Dependencia

La dependencia se para. El nuevo gobierno debe aprobar por urgencia social un Decreto que aumente la financiación de la dependencia o asumir la ignominia de que en este año fallezcan más de 30.000 personas en situación de dependencia, sin recibir las atenciones a las que tienen derecho.

 SE CONFIRMA EN 2019 LA RALENTIZACIÓN DEL SISTEMA DE ATENCIÓN A LA DEPENDENCIA

Dos años con PGE prorrogados, y el incumplimiento del Gobierno de España de incorporar 459 millones más de financiación en el Nivel Mínimo, están teniendo como consecuencia una ralentización del Sistema, que se evidencia en los siguientes datos:

Descargar pdf completo

POR PRIMERA VEZ DESDE 2016, AUMENTA EL NÚMERO DE PERSONAS EN ESPERA DE ATENCIÓN

El saldo de 2019 presenta 20.000 personas más en una lista de espera, que ya alcanza a 266.000 personas, el 19,2% de las personas con derecho. A ellos hay que añadir 160.000 expedientes -personas- que están pendientes de valoración, 30.000 más que hace un año. Con lo cual, la desatención (pendientes de valorar + limbo) alcanza a 426.000 personas (50.000 más que a final de 2018).

El 42% de las personas desatendidas (113.275, 15.000 más que el año anterior), son dependientes con Grados III o II, es decir, tienen necesidades de apoyo extenso y en ocasiones continuado.

SE RALENTIZA EL INCREMENTO DE BENEFICIARIOS

El incremento de personas atendidas fue un 39% menos que el año anterior (99.444 beneficiarios más en 2018 y 60.904 en 2019. El plazo de tramitación es de 426 días de media (con grandes variaciones territoriales). Al ritmo de incorporaciones de beneficiarios de 2019 se tardarían casi cinco años para lograr la plena atención.

Dos comunidades terminaron el año con menos beneficiarios que cuando empezó: Asturias -966, y Extremadura -952.

LAS PRESTACIONES Y SERVICIOS SON CADA VEZ DE MENOR INTENSIDAD, Y A TODAS LUCES INSUFICIENTES PARA LAS NECESIDADES DE LAS PERSONAS EN SITUACIÓN DE DEPENDENCIA

2019 registró un incremento de 60.000 servicios y prestaciones (sin contabilizar teleasistencia y prevención), 38.000 menos que el año anterior.

Más de la mitad de las nuevas prestaciones o servicios en 2019 corresponden a prestaciones económicas para cuidados familiares, y a servicios como teleasistencia y de prevención (55,5% del total). Servicios de bajo coste, insuficientes para las personas en situaciones de dependencia, especialmente de grado II y III.

Así la cuantía media de la prestación económica por cuidados en el entorno familiar es de 247 € mensuales (140 € para el grado I, 245 € para el II y 340 € para el III).

La Ayuda a Domicilio, esencial para la permanencia en el hogar, tiene una intensidad media de 17 horas mensuales para el Grado I, 35 horas para el II y 54 horas para el III. Un número de horas totalmente insuficientes.

Los servicios de mayor intensidad y coste (residencias, centros de día y asistente personal), para personas de grado II y III, sólo suponen, en conjunto, el 7,7% de las nuevas prestaciones o servicios en 2019.

URGE APROBAR UN DECRETO QUE APORTE 500 MILLONES ADICIONALES A LA FINANCIACIÓN DEL SISTEMA

No hubo PGE en 2019, no hubo “viernes sociales” para la dependencia, y ahora parece que tampoco se prevee nada hasta los todavía inciertos PGE 2020. Esta situación el deterioro del Sistema se puede agudizar si no se aprueba con carácter de urgencia los 500 millones que se frustraron en los PGE de 2019. No hay tiempo para esperar a la aprobación de los PGE 2020, ya que con ello no estarían disponibles hasta el último cuatrimestre, lo que impediría su ejecución efectiva en este ejercicio, dejando sin atender a 450.000 personas, y condenando a más de 30.000 de ellas a fallecer sin recibir la atención a la que tienen derecho reconocido, mientras que al final del año quedaría presupuesto sin ejecutar. El nuevo gobierno, y el anterior en funciones, exhiben una palabrería progresista en esta materia, pero seguimos con presupuestos en dependencia del año 2012.

459 millones de euros permitirían atender a 70.000 personas más, y generaría 16.000 empleos directos.

DATOS DE INTERÉS DEL SISAAD EN 2019

El 3% de la población española necesita apoyos para desarrollar actividades básicas de la vida diaria. A 31 de diciembre de 2019 había en España 1.385.037 personas en situación de dependencia reconocida y otras 159.193 pendientes de valoración. Esto significa que el 3% de la población española necesita apoyos de mayor o menor intensidad para desarrollar las actividades básicas de la vida diaria.

Nº pers dep 09-19Nº pers dep 09-19

 

Per aten 09-19Per aten 09-19

1.115.183 personas recibían prestaciones o servicios del sistema por su situación de dependencia al finalizar 2019. Son 60.908 más que un año antes (+6,4%)

De todas las personas con dependencia reconocida, dos tercios son mujeres (65%) y un tercio (35%) hombres.El 72,6% de los dependientes reconocidos tiene más de 65 años y los mayores de 80 son el 54,2%.

El recorte acumulado de la AGE en dependencia, tras el RD-ley 20/2012, asciende ya a 5.864 millones de eurosconsiderando la supresión del nivel acordado, la reducción del nivel mínimo y la supresión de las cotizaciones de cuidadoras familiares. El recorte a la dependencia es el único recorte de los años crisis, que aun no ha sido recuperado.

8.891 millones de euros es el coste directo de las prestaciones y servicios entregados durante 2019, de los cuales las administraciones públicas aportaron 7.050 millones. El resto (1.840 millones) lo aportan los usuarios en forma de copago regulado, lo que supone un 20,7%.Del gasto público directo en dependencia en 2019, la AGE soportó el 20 % y las comunidades autónomas el 80%. Muy lejos de la pretendida aportación al 50%.

263.024 empleos directos genera el Sistema de Atención a la Dependencia en 2019, 16.000 más que el año anterior. El impacto sobre el empleo es de 37,3 puestos de trabajo por cada millón de euros invertido.

ESCALA DE VALORACION

Se mantienen las enormes desigualdades entre territorios tanto en cobertura como en modelos de gestión. La distancia entre comunidades, salvo alguna excepción, cada vez se hace mayor, produciéndose un cierto “Efecto Mateo” es decir, que algunas de las que mejor están siguen mejorando, y otras que se encuentran retrasadas, no solo no mejoran, sino que empeoran.

Escala de valEscala de val

Hay comunidades con atención plena, como Castilla y León, Castilla-La Mancha, Ceuta y Melilla. Otras comunidades están progresando muy positivamente en los últimos años, como Aragón; Baleares, Comunidad Valenciana. Comunidades en situación muy preocupante, Andalucía y Cataluña, con porcentajes de desatención que juntos suponen más de la mitad (56%) del Limbo que hay en España, y cuyas dificultades tienen carácter sistémico. Y lo más preocupante, comunidades en retroceso, Asturias y Extremadura, que incluso han reducido el número de beneficiarios en 2019.

Nota de prensa completa pdf

Para más información: José Manuel Ramírez Navarro. Presidente de la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales.

E-mail:Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Está aquí: Home Prensa XX Dictamen del Observatorio de la Dependencia